miércoles, 18 de noviembre de 2009

Cortázar en alto


Ayer hubo lectura pública de cuatro cuentos de Julio Cortázar.

Dos actores argentinos prestaron la voz a los relatos, por aquello de entonar como lo habría hecho el propio autor; y tuvieron la delicadeza de leer despacito, como se debe escuchar.

La verdad es que no soy muy fan de estos actos que tienen más de ritual que de literatura, esos en que la gente pone cara de iluminación y hace como que se eleva a las alturas; pero he de reconocer que ayer se creó un ambiente muy majo. Quizás es porque somos muchos los que acudimos a todos estos eventos y nos hemos terminado por conocer, o también en parte por la calidad humana de los organizadores -la librería Auzolán-, o por la capacidad de convocatoria de un Roberto Valencia que se ha convertido en referencia de la vida cultural de Pamplona. Seguramente fueron todas estas causas las que concurrieron para pasar un rato tan agradable.



Hay que agradecer la iniciativa al Foro de Auzolán (punto de irradiación cultural). Pongo el subtítulo -punto de irradiación cultural- porque me encanta.

Os dejo el link a uno de los relatos que se leyeron ayer, pero tenéis que seguir estas instrucciones:

  1. - Leerlo en voz alta
  2. - Despacito, pararse en cada punto y coma
  3. - Imitar el acento argentino (para los que les salga mal, que lo hagan cuando nadie les oiga)
- No se culpe a nadie -


Dentro de dos martes, Roberto Valencia ofrece una charla sobre los libros de su tocayo Bolaño. Intentaré terminar 2666 para entonces e ir con algo de trabajo previo hecho.

8 comentarios:

  1. ¿Acento argentino también? Qué nivel!!!

    ResponderEliminar
  2. Razones para escribir.-

    Hablando ayer de literatura fantástica y maravillosa en Auzolan ...y realmente sin saber si viene muy a cuento, estuve pensando en la necesidad de escribir para el escritor,en las ganas de retorcer la realidad en menor o mayor medida para crear algo y recordé los motivos de Orhan Pamuk paa ello. Aquí las pongo:

    "Como ustedes saben, la pregunta que se nos hace a nosotros los escritores, la pregunta predilecta, es ¿Por qué escribe? Yo escribo porque tengo la innata necesidad de escribir. Escribo porque no puedo hacer un trabajo normal como otras personas. Escribo porque quiero leer libros como los que escribo. Escribo porque estoy enojado con todos ustedes, enojado con todo el mundo. Escribo porque amo sentarme a escribir en un cuarto, todo el día. Escribo porque sólo puedo tomar parte de la vida real cambiándola. Escribo porque quiero que todos los demás, todos nosotros, el mundo entero, sepan que clase de vida vivíamos y todavía seguimos viviendo en Estambul, en Turquía. Escribo porque amo el olor del papel, de la lapicera, de la tinta. Escribo porque, más que en cualquier otra cosa, creo en la literatura, en el arte de la novela. Escribo porque es un vicio, una pasión. Escribo porque tengo miedo de ser olvidado. Escribo porque me gusta la gloria y el provecho que conlleva el escribir. Escribo para estar solo. Escribo, tal vez, porque tengo la esperanza de entender por qué estoy tan, pero tan enojado con todos ustedes, tan, pero tan enojado con todo el mundo. Escribo porque me gusta que me lean. Escribo porque una vez que he comenzado una novela, un ensayo, una página, quiero terminarlos. Quiero terminar con esto. Escribo porque todo el mundo espera que yo escriba. Escribo porque tengo una devoción infantil por la inmortalidad de las bibliotecas y por la manera en que mis libros se asentarán en los estantes. Escribo porque es emocionante verter en palabras todas las bellezas y riquezas de la vida. Escribo porque quiero escapar del presentimiento de que hay un lugar al que debo ir, tal como en un sueño, y no puedo llegar allí del todo. Escribo porque nunca he sabido ingeniármelas para ser feliz. Y escribo para ser feliz."

    ResponderEliminar
  3. Sí, supersalva, el acento argentino es condición para entender el lenguaje de Cortázar (bueno, de eso me enteré yo el martes, porque antes de eso lo leía con ese acento átono de la lectura rápida)

    Íñigo, muchas gracias por tus aportaciones. Da gusto encontrarse a gente que lea con atención y complete o mejore las entradas. Respecto a "por qué escribir", siempre me suelo quedar con las palabras de Gabriel García Márquez: "Escribo para que me quieran".

    ResponderEliminar
  4. Vaya, pues sólo espero que hayas disfrutado mucho.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Qué bien, no? además con acento y todo.
    jo, qué pena que la foto haya salido tan torcida, no? :-)

    pd. Gracias por el cuento, en cuanto pueda, lo ataco.

    ResponderEliminar
  6. Loque, la verdad esque últimamente no me aclaro con la forma de subir las fotos al blog. La foto original está perfecta, pero al subirla queda pixelada. No sé si os habrá pasado a otros que tengáis el blog en Blogspot.

    ResponderEliminar